Prepara tu centro de self storage para el verano

Las altas temperaturas nos lo están anunciando desde hace días y es que… ¡No queda nada para el verano! La época estival está a la vuelta de la esquina y con ella comienza la captación de esos nuevos clientes que aunque estacionales, son muy importantes para nuestros centros.

Tanto si haces publicidad online, como si continúas apostando por los medios más tradicionales, en AESS te recomendamos llamar la atención de algunos clientes para que encuentren en tu centro la solución de espacio que están buscando. ¡Es el momento de comenzar y garantizar el 100% de ocupación en tu centro este verano!

Mudanzas y estudiantes: El comienzo del verano supone para muchos el fin de una etapa y el comienzo de otra. Muchas personas terminan sus contratos de alquiler durante esta época y necesitan un lugar donde guardar sus pertenencias hasta que encuentren una nueva casa.

Además, los estudiantes son un público al que no debemos perder de vista durante el inicio del verano. Los jóvenes terminan el curso y en muchas ocasiones comienzan a buscar un nuevo piso en el que comenzar en septiembre. Tu centro es el lugar perfecto para que no tengan que hacer dos mudanzas en menos de tres meses. ¿Puede haber mejor solución para ellos?

Turismo: convertir  primeras residencias en apartamentos turísticos durante el verano es una práctica cada vez más extendida. Por eso, si te encuentras en una zona turística o de playa… ¡Estás de suerte! Puedes ofrecer tus servicios a aquellos que alquilan sus hogares para que guarden en tu centro sus pertenencias más personales y puedan llevar a cabo el alquiler de sus casas con total tranquilidad.

Deportistas: Durante esta época la pasión por los deportes acuáticos comienza a aflorar. Deportes que necesitan de grandes utensilios para llevarse a cabo. Por este motivo, tanto si te encuentras en una zona donde se practiquen como si no ¡Estás de suerte! Todos aquellos amantes de los deportes del verano necesitarán un lugar donde guardar sus canoas, remos, aletas, tablas de surf… ¡No los pierdas de vista!

Los que por fin se han decidido a hacer la reforma: Dejar las obras para el verano es una de las cosas más comunes que todos hacemos. Por eso, durante este verano muchas familias necesitarán un lugar donde guardar y proteger sus muebles mientras dura la reforma de su hogar con la que tanto tiempo llevan soñando.

Como ves existen muchos tipos de clientes que de cara al verano pueden ayudarte con la ocupación de tu centro. Solo tienes que saber identificarlos y ofrecerles justo lo que necesitas. ¿Para qué otro tipo de clientes te preparas en verano? 

Ir arriba