Por un nuevo año en el que alcances todas tus metas

Enero es el mes de las oportunidades y es que con el inicio del nuevo año se nos presentan 365 nuevas oportunidades para conseguir todo aquello que nos proponemos. Si eres de los que cada primero de año se sienta a reflexionar y hace una lista mental de todas aquellas metas que desea alcanzar. Ha llegado el momento de que conozcas qué pasos debes seguir para conseguir tus propósitos empresariales y llevar tu centro de Self Storage justo al punto en el que quieres que esté.

  1. Enumera tus propósitos

Puede que lleves años sabiendo cuáles son tus propósitos, generalmente muchos de ellos son los del año pasado. Y ¿sabes por qué ocurre esto? Porque no los materializas, de nada sirve hacer una lista de propósitos en nuestra mente sin apuntarla en ninguna parte.

Con el paso de los días, el trabajo, las gestiones y las funciones empresariales propias de la rutina, nuestra lista de propósitos mental se va viento relegada al último rincón de nuestra memoria para quedar finalmente olvidada por completo antes de que la primavera haya llegado.

Por este motivo, es importante que te pares a reflexionar y escribas todo aquello que pretendes conseguir. Da igual que lo hagas con papel y bolígrafo o en esas tablas de Excel que tanto te gustan y en las que lo tienes absolutamente controlado. La cuestión es trasladar tus propósitos a un lugar físico en el que puedas consultarlos siempre que los necesites. ¿Ya lo tienes? Bien, relee la lista. ¿Te parecen demasiados propósitos? No te preocupes, eso vamos a solucionarlo en el siguiente punto.

  1. Descarta cosas

A principio de año todos nos sentimos enérgicos y llenos de ganas de hacer cosas. Quizás, por eso, tu lista de propósitos haya salido un pelín larga… Párate un momento a pensar. ¿De verdad crees que vas a poder conseguir las diez cosas que te has marcado, cuando aún no estamos a mitad de mes y el teléfono no ha parado de sonar en toda la mañana?

Repasa tu lista y descarta aquellas cosas que no crees tan importantes o que sabes a ciencia cierta que te llevarán muchísimo tiempo conseguir. ¡No las borres! Simplemente ponlas en un apartado para que puedas retomarlas cuando te sientas preparado para poder hacerlas.

Ahora, mira de nuevo tu lista. Tiene otro aspecto, ¿verdad? Es porque ahora está compuesta de propósitos de los que te sientes capaz. Y es que una de las claves para llevar a cabo tus objetivos es que sean realistas y estén a tu alcance, sólo de esta manera podrás empezar a priorizar cada uno de los objetivos y poner en marcha todo lo necesario para alcanzarlos.

  1. Crea estrategias y pide ayuda

Posiblemente muchos de los propósitos empresariales que te hayas marcado, no dependan solo de ti. Reúne a tu equipo, transmítele en qué puede ayudarte e invítalos a hacer de estos propósitos, las metas profesionales de todos.

En el caso de que la ayuda que necesites para cumplir tus metas empresariales sea externa, comienza desde ya mismo a ponerte en contacto con proveedores y empresas que ofrezcan los servicios que necesites. Estudia sus propuestas meticulosamente y decídete por la que mejor se adapte a tu centro de Self Storage para poner rumbo a ese objetivo cuanto antes.

Marcar fechas con tu equipo y proveedores te ayudará también a que estas tareas no se alarguen y difuminen en el tiempo.

  1. Dedica al menos un momento de la semana a revisar

De nada sirve marcarse un objetivo y proponerse llevarlo a cabo a lo largo del año, si no haces una pequeña revisión de cómo marcha el proceso por el cuál vas a conseguirlo. Si te has tomado realmente en serio el alcanzar tus metas, posiblemente estés haciendo algo en tu día a día para conseguirlo. Pero sabemos que, por mucho que esto ocurra, como gerente de un centro de Self Storage se presentarán diferentes situaciones que te llevarán a dejar de lado estos objetivos para “apagar fuegos” en el día a día.

Por eso, es importante que al menos cada una semana o cada diez días revises qué estás haciendo para alcanzar tu metas. De esta manera podrás ir ajustando el proceso según tus necesidades y, de igual manera, podrás también modificar mínimamente el objetivo en función de las facilidades o impedimentos que vayas encontrando a lo largo del camino.

  1. Celebra los pequeños logros y compártelos

Si has seguido esta pequeña guía verás que poco a poco tu centro irá experimentando pequeños logros que muy pronto se convertirán en metas alcanzadas y sueños cumplidos. Celébralos con las personas que te han ayudado a hacerlos posibles, muéstrales tu gratitud y genera sentimiento de equipo y pertenencia.

A final del año, comprobarás que no hay nada más importante que ver cómo a través del tesón, el trabajo diario y la perseverancia; somos capaces de conseguir todo aquello que nos proponemos. Y tú ¿ya has hecho tu lista de propósitos?