Formulario de búsqueda

COVID19: Mejores prácticas de adaptación en el sector Self Storage

En las semanas que han pasado desde el inicio del estado de alarma y el posterior confinamiento, el sector del Self Storage ha reorganizado en tiempo record la forma de gestionar el negocio adaptándose a las circunstancias cambiantes.  El objetivo único, mantener activo el servicio contratado por los clientes de guarda y acceso privado al espacio individual de almacenamiento.

Para solventar tus dudas o ayudarte a mantener tu servicio, AESS ha realizado entrevistas a asociados de diversos puntos de España y diferentes tipos de centro que nos han informado de cuáles son Las estrategias que han puesto en práctica. No es extensiva, pero se han revisado los aspectos más importantes y esperamos que te ayude.
 

1. Higiene y limpieza
En el apartado de Higiene vemos que la variable que se ha tenido en cuenta es el número y tipo de visitas del centro. Hay quien presta atención al recorrido del cliente, (supervisado por las cámaras), para tras la visita realizar una limpieza intensiva con agua y lejía de la zona y elementos que ha tocado. Otros, suministran en la entrada al centro gel y papel para la higienización personal del carrito a utilizar o reforzado los servicios de limpieza con higienización diaria de carros y en líneas generales también guantes a disposición cliente y empleados que precisan manipular paquetería externa.
En cualquier caso, tanto si es un servicio subcontratado como propio, se ha vigilado el seguimiento de los nuevos protocolos de limpieza.
A máximos, en alguna ocasión hemos encontrado quien ha instalado en todas las salas, hidrogel y en zonas de trabajo, purificadores de aire con filtro EPA y carbón activo. Pero es meramente puntual.

2. Desarrollo de Negocio 
Hemos constatado que se están realizando nuevos contratos, si bien es cierto que, en un número muy inferior al normal, para ello la contratación se está realizando vía mail con firma biométrica y a los trasteros se están dejando abiertos con candados con código para eliminar la interacción de nuestros empleados.  Igualmente, la venta de material, que si es cliente activo se le introduce en su box y si no, se envía por mensajero.
Por razones obvias, los servicios de Alquiler o cesión de furgonetas para transporte, así como las mudanzas, se han visto canceladas.  Sólo De forma muy puntual y en casos de extrema necesidad y con justificación documentada por parte del notario, algún particular está obteniendo autorización para realizar la mudanza.


3. Operativa con clientes 
Lo más habitual ha sido ponerse en contacto directo con clientes de sectores de primera necesidad para comunicarles que los servicios y accesos, en lo que refiere a ellos, se mantienen activos en virtud de la legislación vigente.
Aparte, se han comunicado de forma general por mail a todos los clientes las nuevas medidas de seguridad e higiene tomadas y se gestiona una agenda de visitas al centro, para evitar solapamientos de clientes y/o Transportistas.
La atención al público y trabajos administrativos, quedan cerrados, realizándose toda esta operativa en remoto.

4. Clientes con dificultades económicas
En este aspecto, hemos realizado un estudio detallado que te ofrecemos en un artículo aparte cliente a cliente de circunstancias.  En cualquier caso, La asociación recomienda siempre que, el enfoque sea ser parte de la solución.

5. Operativa Interna
Como ya hemos comentado, el trabajo administrativo se realiza a puerta cerrada, o mejor aún, en remoto.
En centros pequeños, o que no pueden hacer todo el trabajo en remoto, como medida de protección han parcelizado las de zonas de trabajo con material de embalaje.
Una modificación interesante ha sido la individualización de las herramientas de trabajo.  La máxima ha sido la de no compartir nada, ni siquiera teléfono, bolígrafos, cintas, etc.
Como protección para el empleado el transporte hasta el centro de trabajo, se ha de realizar en vehículo privado
Quien tiene un equipo amplio, lo ha estructurado en distintos equipos de trabajo, cada uno de ellos con competencias suplementarias, en caso de contagio o síntomas,  se envía a todo equipo a confinamiento, se procede a una limpieza inmediata total,  y sustitución por el siguiente.

6. Servicio de Recepción/Expedición de Mercancías
En este apartado, es donde más se ha notado las diferencias, por tipo de centro y las infraestructuras de las que disponen
Encontramos ocasiones donde el transportista coloca la mercancía en boxes, consignas y Smart lockers.  El propio cliente ha suministrado sus claves de acceso al transportista para que lo coloque dentro de su box.
Si no disponen de esta posibilidad esperan horas después de la recepción de mercancía para manipularla e introducirla en el box del cliente.
En una zona intermedia se encontraría quienes habilitan un trastero para entrega de mercancías para todos los clientes.

Lo que sí se ha generalizado es que no se firman albaranes ni recepción de mercancía.  Se facilita DNI y nombre de la persona que recepción, y sello y tampón a disposición del transportista, o bien la aplicación de firma biométrica que durante el mes de abril AESS ha conseguido un uso gratuito.

Extremando las medidas de precaución, la mercancía se pasa a boxes con instalación de luces ultravioleta, donde permanecen al menos 15 minutos para matar absolutamente cualquier virus que allí se encuentre.

Esperamos que esta recopilación de medidas tomadas por muchos de los operadores referentes en nuestro sector te sirvan de referencia para adaptarlas a tu propia operativa del centro y mantener la actividad con la mayor normalidad posible mientras dure este estado de alarma. 

Compartir