• Tantas cosas guardadas y tan poca seguridad: consejos para proteger el trastero de un robo

    El trastero es fundamental para vivir en esta sociedad en que tendemos acumular objetos y enseres con la velocidad del rayo. Lo que antes fueron desvanes hoy son trasteros organizados, ya sea en el sótano o en el ático del edificio. El trastero es en principio un lugar asequible al propósito de los cacos

     

    En esos trasteros guardamos y guardamos –apartamos para “apartar” la decisión de si debemos tirarlos– decenas de objetos que, sin embargo, tienen su valor. Entonces, ¿por qué no nos ocupamos de que el trastero sea un lugar seguro?

     

    En realidad, forzar la puerta de un trastero puede resultar muy sencillo ya que, además de estar alejado de las viviendas, las puertas no suelen ser muy seguras y tampoco se suelen instalar sistemas de seguridad, alarmas o cámaras de videovigilancia.

     

    Por lo tanto, el trastero es en principio un lugar asequible al propósito de los cacos. Además, dado que no lo visitamos todos los días, podría pasar un tiempo hasta que nos diéramos cuenta de que nos han robado.

     

    Si podemos evitarlo, lo mejor será no dejar en el trastero objetos de gran valor. En el Colegio de Agentes Inmobiliarios de Cataluña apuntan tres posibilidades para mejorar la seguridad de nuestro trastero:

     

    • Puerta. Normalmente, la puerta de los trasteros no es de mucha calidad. Lo ideal es que fuera blindada pero otra buena opción es que coloques una puerta reforzada que tenga buena cerradura.
    • Sistema de alarma. La instalación de uno de estos sistemas nos alertará de que alguien está forzando la puerta del trastero. Además, la mayoría de estas alarmas están conectadas con la policía.
    • Cámaras de seguridad. Lo cierto es que ésta es una medida únicamente disuasoria ya que lo único que permitirá es grabar las imágenes del delito, pero no impedirá que roben.

     

     

    Compartir