• Objetos que NO deberías guardar en un trastero

    Es costumbre hablar sobre objetos y materiales para almacenar así como de la forma idónea para hacerlo. Con anterioridad, en este espacio de self storage hemos escrito sobre almacenaje de distintos tipos de objetos ya sean instrumentos musicales, alfombras, tablas de surf, trajes de neopreno, incluso kayaks. En su momento, hicimos mención, también, a las 5 cosas más raras guardadas en un trastero y hoy os presentamos los objetos que NO deberías guardar en un trastero o self storage.

    Es importante conocer los objetos y materiales prohibidos de ser almacenados. En caso de inspecciones en el trastero podemos librarnos de ser sancionados y, al mismo tiempo, evitar situaciones de riesgo para la salud. A la hora de alquilar un trastero, el propietario debe indicar de forma clara al cliente todas las normas de seguridad existentes. Es verdad que en la actualidad puede almacenarse prácticamente cualquier objeto, pero aún existen excepciones, muchas de ellas de sentido común. ¿Te imaginas qué tipo de objetos NO deberías guardar en un trastero? Sigue leyendo.

    No se te ocurra almacenar productos “peligrosos”

    Trazar la línea entre lo que podemos considerar peligroso o no puede resultar a veces confuso. Aún así, explosivos y objetos hechos de material inflamable están totalmente prohibidos. Abstenerse de almacenar productos peligrosos en forma de gas como las bombonas de butano llenas, líquidos como la gasolina u otros objetos altamente inflamables como la pirotecnia. Además, no hace falta decir que se prohíbe, también, el almacenaje de armas de fuego y de armas blancas.

    Los animales no lo merecen

    En este caso no hay más que apelar al sentido común del que hablábamos antes. Está totalmente prohibido encerrar en un trastero, almacén o self storage a un animal vivo. Cualquiera que disfrute de la compañía de un animal sabrá que estos necesitan ciertas condiciones para vivir adecuadamente. Luz, espacios abiertos y, sobre todo, compañía. Es evidente que abandonar un animal en un trastero puede considerarse maltrato y tortura. Además de la condena moral y ética que un hecho de estas características podría generar, se trata de una cuestión sanitaria. Los animales harían sus necesidades en el interior del trastero generando un nido de de bacterias, malos olores y posibles desperfectos.

    Un trastero no es una despensa 

    En ocasiones, no tenemos suficiente espacio en casa para almacenar todos los alimentos que tenemos. Si disponemos de un trastero o self storage puede ser tentador usarlo como despensa. Olvídate de ello y es que los alimentos perecederos se descomponen y necesitan de un sistema de refrigeración adecuado para su conservación. Además, dentro de un trastero este tipo de alimentos pueden generar malos olores, la aparición de bacterias insectos y otros animales. Sin embargo, los alimentos enlatados como las conservas o similares, así como líquidos convenientemente envasados y cerrados pueden guardarse sin problemas.

    Cuida de tus plantas en casa o al aire libre 

    Las plantas, cultivos y vegetales de cualquier tipo tampoco pueden almacenarse en un trastero o self storage. Estas necesitan de luz y agua para vivir y un trastero no cumple estas condiciones. Se trata de un lugar oscuro y húmedo. Además, por seguridad, se prohíbe cualquier instalación eléctrica dentro de un trastero y estos no poseen de un sistema de riego que podría ocasionar escapes de agua y humedades. Lo mejor que puedes hacer es cultivar las plantas en casa o en lugares al aire libre.

    Joyas y artículos de valor, mejor en lugar seguro

    Por muy seguro que pueda parecer, no deberías guardar joyas y otros objetos de valor en un almacén o trastero. Estos espacios nunca llegarán a tener las condiciones de seguridad óptimas que pueda tener una caja fuerte. En caso de que decidas almacenar joyas u otros artículos valiosos no olvides contratar una ampliación de seguro para proteger tus pertenencias. Aún así, lo mejor es almacenar estos objetos en lugares especializados.

    Compartir