• Las 5 cosas más raras guardadas en un trastero

    Los trasteros son una buena solución frente a la falta de espacio de almacenamiento en casa. Seguramente la mejor. Por este motivo, son muchas las personas que hacen uso de ellos. Aún así, en ocasiones, la utilidad que se da a los trasteros puede ser sorprendente. A continuación podéis encontrar un listado con las cosas más extrañas que se han encontrado en un trastero.

    1. Urnas funerarias. No sabemos si eso es tomarse muy a pecho lo de descansar en paz, o todo lo contrario. Tanto en EEUU, como en Canadá y el Reino Unido, se han dado casos de personas que han decidido guardar las cenizas de algún ser querido – o quizás no tanto – en una unidad de almacenamiento. Llamadnos suspicaces pero dudamos que esa fuera la última voluntad de todas esas personas. Y por si esto de guardar la urna en un trastero no fuese suficientemente cuestionable, se dio el caso de una familia en Florida que, directamente, guardó el cuerpo de un familiar. Durante 17 años, el cadáver de la abuela fue almacenado dentro de una caja hermética en un trastero junto con otras pertenencias de la familia. Un retraso en los pagos del alquiler ayudó a descubrir lo que había dentro de esta unidad de almacenamiento.
       
    2. Una pierna humana. Después de lo que acabamos de contar puede que esto no parezca tan sorprendente, pero lo es. En este caso, la pierna pertenecía a una persona viva. Os lo explicamos. Un hombre adquirió un asador de barbacoa en una subasta de un trastero abandonado. Para su sorpresa, al llegar a casa el comprador encontró una pierna humana envuelta en plástico dentro del asador. Evidentemente, contactó con la policía quien, tras investigar, dio con el antiguo propietario de la barbacoa: un hombre a quién se le había tenido que amputar la pierna tras un accidente de avión en 2004. El accidentado decidió guardar la pierna para poder ser enterrado como un “hombre entero” el día en que falleciera. A partir de aquí, empezó una batalla legal: el propietario original de la pierna quería recuperarla, mientras que el nuevo propietario quería usarla con fines lucrativos. Las últimas noticias publicadas apuntaban a que la pierna sería devuelta a su propietario original.


       
    3. Un cohete. También en Florida. Los protagonistas de un programa de televisión llamado “Auction Hunters” (Cazadores de Subastas) compraron durante una de las subastas televisadas el contenido de uno de los trasteros que había sido puesto a la venta por impago. Para su sorpresa, en su interior había un cohete de la NASA junto con un reloj de cuenta atrás. Un experto en objetos de interés relacionados con el espacio confirmó la autenticidad de los mismos. En este caso, nadie reclamó el cohete ni el reloj, así que los compradores fueron libres de revenderlos al mejor postor.
       
    4. Un coche de James Bond. Concretamente el Lotus Espirit Submarino S1 que condujo Roger Moore en “La espía que me amó”. El comprador no identificó el vehículo ya que no había visto la película; simplemente vio que había alguna cosa extraña porque el coche no tenía ruedas, tenía aletas. De camino a casa, con el automóvil en la parte trasera de su furgoneta, otros conductores vieron lo que transportaba y le empezaron a contar por radio de qué coche se trataba. El hombre alquiló y vio la película para comprobar que lo que le estaban diciendo fuera cierto. Resultó que durante el film se usaron 8 modelos, 7 de lo cuales habían sido encontrados hasta ese momento, cuando apareció el octavo en un trastero que había ido a subasta. Lo último que se supo del vehículo es que el fundador de Tesla, Elon Musk, lo compró por casi 1 millón de dólares.
       
    5. Descubrimientos musicales. Más de 250 canciones originales de Michael Jackson fueron encontradas al subastarse un trastero que había pertenecido a su padre, Joe Jackson. Estas canciones, algunas de ellas interpretadas con Tina Turner, fueron gravadas en un periodo entre contratos. Esto significa que ninguna discográfica tenía derechos sobre estos temas, el valor de los cuales superaba el millón de dólares. No nos diréis que no da más alegría encontrarse música inédita del rey de pop que una pierna humana.

    Compartir