La crisis del alquiler lleva el negocio de los trasteros al centro de la ciudad

La ciudad de Barcelona es pionera en el crecimiento de centros urbanos de proximidad.

Uno de los motivos es el aumento de los precios de la vivienda, alquiler, con el fin de contratos y la necesidad de espacio para mudanzas para guardar los muebles. El precio del alquiler provoca que cada vez se contraten pisos más pequeños. Estos centros pueden ubicarse en bajos de edificios o edificios enteros. 

El origen del sector es anglosajón y llegó a nuestro país hace unos 15 años con la apertura de centros en la periferia de las grandes ciudades. La ocupación media actual se sitúa al 80%, y en general los precios de los centros urbanos són más altos. 

Son muchas las empresas con centros en la ciudad destacando Bluespace dispone de 5 centros urbanos a parte de algunos en la periferia, Box Infiniti, Central Trasteros. En general los centros son accesibles 24 horas. Los tamaños pueden ir desde 1 m2 hasta 20 m2, con un precio que puede variar de 20€ a 400€. Y además tienen plazas de aparcamiento para facilitar la carga y descarga.

El gerente de AESS confirma el crecimiento del precio del alquiler como uno de los motivos que lleva a alquilar pisos más pequeños, no obstante la mejora de la economía permite el alquiler de trasteros para guardar muebles, ropa de temporada, bicicletas, etc.  Otros motivos para alquilar trasteros es diponer de espacios para guardar las cosas personales de forma temporal cuando se alquilan los pisos en plataformas como Airbnb, o en verano por estudiantes. Los profesionales son también cliente y aprovechan para guardar sus herrramientas, o material para venta online.

Sin embargo este tiipo de centro no canibaliza a los de la periferia siendo totalmente compatibles considerando que en muchos casos se dirigen a mercado diferentes y adicionalmente según estadísticas europeas aún queda recorrido para seguir creciendo.

 

Fuente: El País, 17 de agosto de 2018

Compartir