• El imparable éxito televisivo y comercial del mundo de los Trasteros

    En tan solo cinco años, los centros de almacenamiento han crecido un 300% y además, han llegado a copar las pantallas y la audiencia.
     
    Según las estadísticas de mayo de 2015 de la Asociación Española de «Self Storage» (AESS) nuestro país cuenta con 260 centros de almacenamiento y un total de 157 operadores (empresas de trasteros). Esto supone un impresionante incremento del 300% en 5 años. De hecho, en 2010, solo contábamos con 60 centros. Las zonas «estrella» de este mercado son Cataluña (100 centros), Madrid (77) y Valencia (30).
     
    En el crecimiento de este sector ha tenido mucho que decir la, que lo ha favorecido. «Hace unos seis años el tipo de cliente era mixto, autónomo y particular, pero con la crisis esto cambió. Entró la empresa y el autónomo con mucha fuerza, ya que al no conseguir depósitos para comprar locales venían a nosotros», explica Alberto Borregón, presidente de AESS.
     
    En el caso de los particulares, la crisis produjo un parón puesto que había menos obras y mudanzas, pero la situación se revirtió. «Llevamos un año y medio de mucho crecimiento y hay que tener en cuenta que aunque ahora las casas cuenten con trasteros se usan para cosas de la casa y se deja el trastero a distancia para lo que tenga que ver con lo profesional. Además, las casas antiguas siguen existiendo y la gente necesita espacio», agrega Borregón.
     

    La bici, el producto estrella

    Pero...¿qué guardan los españoles en los trasteros? «El 70 por ciento de nuestros clientes son particulares, el 30% empresas y autónomos. Las empresas guardan stock de productos como herramientas, etc. En el caso de los particulares, el producto estrella es la bicicleta por varios motivos: en invierno no se usa y también se dan casos en los que se las roban en los domicilios. También guardan ropa de cambio de temporada y muebles», explican fuentes de Bluespace, líder del sector del «self-storage» en España.
     
    Eso sí, en el mercado de los trasteros no todo está permitido. Algunos objetos, por motivos más obvios que otros. Por ejemplo, no pueden almacenarse alimentos frescos, animales (vivos o muertos, aclaran), objetos, materiales o sustancias combustibles, armamento, objetos bélicos, estupefacientes y sustancias psicotrópicas ilegales, documentos de identidad, teléfonos móviles, dinero en efectivo, acciones...y lo que se supone más habitual, pero no:piedras preciosas o joyas.
     

    El fenómeno televisivo

    El gigante de América es uno de los países precursores de este mercado junto con Australia y Reino Unido. Es tal su éxito que, incluso, el fenómeno ha saltado a la televisión. Pero de una forma muy especial: a través de las subastas. Son varios los programas («¿Quién da más: Texas?» ,«¿Quién da más: Nueva York?» «Los reyes del trueque» en Energy, «Cazasubastas», de Discovery Max o «Cazatesoros» de Mega) que han ganado muchísima audiencia viendo cómo el mejor postor (a veces expertos, otras novatos) entregan enormes cantidades de dólares por un trastero en el que no saben qué se van a encontrar
    .  

    ¿Subastas en España?

    Pero en líneas generales, el triunfo se debe a se trata de «una ventana al mundo, a lo curioso, a lo extraño...el espectador funciona con cosas curiosas que no ve en su entorno vital», concluye Calderón.
     
    La subastas no se producen en nuestro país porque «la normativa española inicialmente no lo refleja», señala Borregón. «Hay una laguna», añade aunque opina que las subastas no son lo ideal. Las empresas de trasteros se rigen por la norma española UNE-EN 15696, adaptada a la europea, pero que no es de obligado cumplimiento.
     
    Foto de portada: Meathead Movers
    Fuente: ABC.es, 27 de julio de 2015
    Lea la noticia entera en:http://www.abc.es/sociedad/20150727/abci-moda-trasteros-espana-201507241723.html
     

    Compartir