• decoración navideña reciclada
  • Crea decoración navideña reciclada

    Durante todo el año inevitablemente acumulamos una serie de artículos y materiales que, aunque ocupan espacio tanto en casa como en nuestro almacén o trastero, nunca se sabe cuando los vamos a necesitar. Pues bien, qué mejor ocasión que la llegada de la Navidad para aprovechar estos desechos transformándolos en decoración navideña personalizada y original. Te proponemos unas cuantas ideas para estos adornos reciclados:

     

    Árbol de navidad con libros viejos

    Si acumulas libros de texto que ya no te sirven, enciclopedias obsoletas o novelas que ya no te interesan, dale un mejor uso que acumular polvo en un rincón: amontónalos de manera que formen un árbol de Navidad. Para ello crea una buena base con los que sean más pesados, colocándolos en forma de círculo (que será lo que determine el tamaño del árbol). Alinea el resto de manera que todos los bordes sobresalgan hacia fuera, creando capas circulares una encima de la otra (conforme vayas subiendo deben ir haciéndose más reducidas) y reserva los libros más pequeños para el final. Si quieres darle algo más de gracia añádele luces o espumillón y coloca algo divertido en la cima.

     

    Estrellas y bolas con CDs

    Con los CDs que ya no quieras o estén rayados puedes crear decoraciones para el árbol muy originales. Desde añadirles un simple hilo para colgarlos tal cual (o pintados), hasta recortarlos en forma de estrella. También puedes cortarlos en trocitos para después pegarlos a una bola y así crear una esfera con espejos.

     

    Bolas y flores con revistas o periódicos

    ¿Acumulas revistas y periódicos viejos en tu trastero? Pues ha llegado el momento de que por fin hagas algo con ellos. Una idea es seleccionar algunas páginas y arrugarlas. Seguidamente con goma de pegar diluida en agua y un pincel, pégalas en las bolas navideñas que tengas más viejas y así les darás otro toque. También puedes crear otras decoraciones como por ejemplo flores, simplemente forma conos con las páginas y grápalas de manera que las unas por las puntas hasta crear una flor circular. Si la haces grande puedes añadirle unas bolas en el medio y usarla como corona para la puerta.

     

    Adornos con patchwork

    Si tienes ropa vieja y se te da bien coser, con la técnica del patchwork puedes unir diferentes retales hasta formar el dibujo navideño que más te guste, de manera que puedas decorar lo que prefieras, desde el árbol hasta el resto de la casa. No obstante si coser no es lo tuyo, también puedes usar tela para forrar las bolas que tengas más desgastadas y añadir un lazo para sujetarla.

     

    Bola de nieve con bombillas

    Las bombillas que ya no funcionan y se acumulan en cajas también nos pueden ser útiles esta Navidad. Puedes pintarlas (por ejemplo de pingüino o muñeco de nieve) y de ese modo usarlas como bola navideña para el árbol. También puedes abrirlas, vaciar su interior, rellenarlas con figuritas pequeñas y purpurina, añadirles agua con un cuentagotas y cerrarlas bien con un tapón para conseguir tu propia bola de nieve personalizada.

     

    Memorias RAM como ornamento

    Si todavía conservas ordenadores estropeados, puedes darle un uso muy original a su memoria RAM. Hazte con varias y conviértelas en un árbol de Navidad, o píntalas y decóralas a tu gusto por separado para darles una segunda vida como decoración para colgar.

     

    Como ves, cualquier material puede convertirse en un adorno navideño, lo importante es echarle imaginación. De este modo también harás un repaso de todo lo que guardas y será una excusa más para ordenar y seleccionar entre tus pertenencias antes de empezar el nuevo año.

     

     

     

    Foto de portada: Luz Adriana Villa

    Compartir